Wednesday, June 1, 2011

El labio dormido...

Así se manifestó el problema.

Había terminado un resfrío largo y ... de un momento a otro, una mañana, cuando puse un vaso contra mis labios para tomar agua, noté que ... ups, "faltaba" una parte del labio.  Pero si me lo tocaba con la lengua, si lo encontraba, estaba ahí. El lado superior derecho estaba como dormido.

No pensé mucho, el día era muy ocupado. No me dolía nada. ¿Tal vez era una alergia, una espinilla o un virus?

Pasaron dos días... el adormecimiento había tomado también el labio inferior derecho. Hice unas llamadas, consulté sobre parálisis facial, me revisé en el espejo, practiqué silbar y abrir y cerrar el párpado.  Silbaba cada vez que sentía preocupación... Todo lo podía hacer bastante bien. ¿Me lo estaría imaginando? Pero seguía sin sentir la mitad derecha de los labios, el interior de la boca, dentro de la nariz derecha, parte de la quijada externa y debajo del ojo.

Pasaron varios días, hasta una noche que sentí que no podía tragar. Entonces sí me asusté, llamé a mi hija médica y a su esposo y me fuí al hospital. Pensé que se me iba a dormir la garganta.. y me iba a morir. :-)

Patrick J. Lynch, medical illustrator
Mi yerno me recibió en el hospital, me llevó con otro especialista, de medicina interna. "No se va a ahogar señora. Usted sí puede tragar..." Después de hacerme un examen físico recomendó que viera un neurólogo. Esa noche dormí donde mi hija médica ... por si acaso me atragantaba.  :-(

Conseguí la cita con un neurólogo recomendado en pocos días. ¡Qué suerte! Después de un examen físico muy exhaustivo, me dijo que tenía hipoestesia, indicó que era el nervio trigémino el afectado y que había que averiguar las razones... pidió una Resonancia Magnética. Y, entre lo que comentó como causas posibles, se me quedó Esclerosis Múltiple en la memoria.

Dos semanas después, con mucha ayuda de mi familia, conseguí que me hicieran la Resonancia y ... apareció una manchita en las imágenes. El técnico llamó a mi hija médica y le enseñó el problema, mientras yo me quedé en la sala de espera, imaginándome lo peor.

Pensé, entonces, en el tiempo me me quedaba de una "vida normal". ¿Qué pasaría con mi rol de Jefe de familia? ¿Qué debería hacer con el nuevo amor? ¿Podría ser esclerosis multiple? Ya me había leído todo al respecto en internet.  ¿Me volvería un vegetal en pocos años?  Como dice mi hermana: "lo peor es que uno no se muere de esas cosas, o al menos, no tan rápido."


Finalmente, con examen en mano, llegué de regreso donde el neurólogo. Una larga cita para inspeccionar las maravillosas imágenes de la Resonancia Magnética. (¡Aprendí tanto!) De arriba hacia abajo, de un lado a otro, las tajadas del cráneo van mostrando los detalles en cada corte...  Una manchita en el sitio adecuado -para causar el problema en el nervio trigémino- otras marquitas en la materia blanca (yo no sabía que teníamos materia blanca en el cerebro, pensé que era toda gris). Finalmente, buenas noticias:  los problemas no parecen ser causados por cambios en la mielina (y por tanto se puede descartar la esclerosis múltiple), más bien parece ser un pequeño derrame.  En términos técnicos: un infarto lacunar (de laguna) en el puente del tallo cerebral y una arteria basilar irregular. En inglés: a stroke caused by isquemia (lack of circulation) in the pons (a part of the brain stem).

Me mandaron a realizar una batería de exámenes de sangre, a tomar una aspirinita diaria y a seguir la vida ... sin excesos. Investigar qué causó este accidente vascular y prevenir otros, tomará un poco de tiempo.

Tal vez regrese la sensación en los labios, a mediano plazo. Tal vez no. No es tan importante.

Seguirán citas médicas para valorar los exámenes.  Y otros pasos  en este laberinto.

Mientras tanto, sigue la vida, el amor, el trabajo, la familia...

5 comments:

  1. Un abrazo, una sonrisa y pedacito de chocolate. La verdad es que la vida gira, sube, baja, reposa.... se mueve... como globo suelto ¿para donde va...? no se... pero se mueve. Algunas veces parece que se atasca y aun sí se mueve... veremos para donde nos lleva.

    ReplyDelete
  2. Querida, qué susto, pero qué bueno que todo esté razonablemente controlado. La vida tiene cosas así, y con la edad va llegando una u otra cosa, inevitablemente. Lo único que hay que hacer es justo lo que tú estás haciendo: 1) cuidarse, 2) buscar ayuda cuando sea necesario, y sobre todo 3) mantener el buen humor, el gozo de vivir. Te quiero. Besos! (Por cierto, no cuentas si ya se quitó el adormecimiento!)

    ReplyDelete
  3. Gracias Martín. Sigue dormida una sección, pero parece que va despertando lentamente. Ya hoy han pasaod casi dos meses. Los nervios son así de lentos.

    ReplyDelete